El show del Tío Horacio fue un antiguo programa infantil, presentado por el epónimo Tío Horacio.

Historia

Alrededor de entre los años 70 hasta los 90 aproximadamente, el show tuvo gran apogeo. A veces, el Tío Horacio hacia ciertas bromas para animar al público al lado de su icónica canción ''Boing, Boing, Boing'', junto con sus resortitos (mascotas y símbolo del programa) y los queridos personajes: el tapir enojón, el castor mañosete y la pájara loca. También se contaba con la aparición del Dinosaurio Anacleto (figura famosa en ese tiempo) como ayudante, el Tío Pelado como el baterista y director de ''Boing, Boing, Boing''; ''Telín'' (títere parecido a Alf aparecido en el Episodio 47: El Fantasma del Estudio) y el doctor Futuro, quien mostraba los últimos avances del la tecnología. Tulio Triviño asistió al programa una vez cuando era niño y el Tío Horacio le tiro un pastelazo, ya que era el niño con el peor peinado entre el público, lo cual hizo que Tulio empezara a odiar desde entonces al presentador del programa.

Sin embargo, la mala reputación del Tío Horacio y sus actos cuestionables lograron que el programa se fuera del aire, siendo un ejemplo de esto cuando en el Episodio 47: El Fantasma del Estudio, se muestra como el Tío Horacio hizo caer a su invitado ''El fabuloso Scanavini'' de una pila de bicicletas y terminando de manera fatal, solo para luego mandar a que el Dinosaurio Anacleto le diera un tiro de gracia y dejarlo donde los otros, con tal de oculta lo ocurrido. También en el programa promocionaba descaradamente ciertos productos peligrosos para los niños. Finalmente fueron los actos delictuales lo que hizo que el Tío Horacio se fuera preso y su programa se cancelara.

Con el pasar del tiempo, aun había gente que recordaba con cariño el programa del Tío Horacio, y gracias a eso han habido muchas veces que el ex-presentador a querido volver a la televisión como sea posible, llegando inclusive a escapar de la cárcel para aparecer presencialmente en su homenaje en el noticiero 31 Minutos. Hasta la fecha, siempre aprovecha cada oportunidad que podía aparecer en pantalla con tal de volver con tal de que pueda vender las cosas que no pudo antes en su viejo programa, pero siempre fracasaba o era impedido.

A lo largo de la serie, el programa veces es mencionado pero no vuelve a aparecer, aunque han aparecido intentos de emular lo que alguna vez fue el viejo programa durante la Cuarta Temporada, como ''Tío Horacio News'', un noticiero que llego a competir con 31 Minutos o ''Tío Horacio Compras'', un programa de ventas en la trasnoche con nulo interés en comprar sus productos.

Durante el Episodio 62: Bebé Monstruo, en 31 Minutos encontraron un bebé que mientras más comía, más crecía; en pocas palabras, un bebé monstruo. Entonces, el bebé al escuchar la canción ''Gua, gua, gua, gua'' en la radio, quedo fascinado y quería ver al Tío Horacio para que se lo cantara en persona. Este lo hizo a cambio de que 31 minutos se volviera en el show del Tío Horacio y así retomar al aire, pero al poco tiempo de que pudiera continuar su programa, la mamá del bebé monstruo llega y Horacio pide quedarse con él, ya que gracias a eso volvió al aire, sin embargo, Horacio es forzado a ir a la casa del bebé y 31 minutos regresa.

''El show del Tío Horacio'' aparece con la canción ''Boing, Boing, Boing'' en el momento previo al show del vivo ''Yo Nunca vi Televisión'', ocurriendo esta aparición solo en las primeras dos presentaciones en el festival ''Vive Latino'' en México.

Curiosidades

  • Al igual que el Tío Horacio, el programa en sí es un guiño al antiguo programa ''Los Bochincheros''.

Véase también

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.